Un perro, Alejandro Palomas

No queda sino batirseResulta difícil reseñar un libro como este, quizá porque es puro sentimiento y eso nunca es fácil de describir. Antes de nada es necesario decir que Un perro es la continuación directa de un libro anterior, Una madre, y que no se puede leer uno sin haber leído el otro primero. De ninguna manera.

Un perro nos cuenta cómo continúa la historia de una familia, podría ser muy especial pero también muy normal. La componen Amalia, la madre; Fer, su hijo y narrador de la novela; Silvia y Emma, las hermanas de Fer; y R, quien da título al libro. La acción sucede en menos de veinticuatro horas pero, como ya nos tiene acostumbrados, los saltos en el tiempo son constantes y sirven para entender la situación actual que viven todos los personajes.

Fer y Amalia se encuentran en una cafetería en la que las horas se hacen interminables esperando una llamada. Es una llamada que Fer no está muy seguro de querer recibir porque sabe que su salud sentimental depende completamente de lo que le digan. Mientras, y aunque parezca mentira en una situación tan complicada, Amalia nos hace reír como nunca. Yo lo confieso: me he reído muchísimo, muchísimo más que con Una madre, y eso es difícil. Las ocurrencias de esta mujer son increíbles, sigue siendo la que sostiene en pie a toda la familia a pesar de que a ella le fallen las rodillas: busca soluciones para todos, extravagantes, desde luego, pero soluciones. Gracias a ella todos se mantienen a flote cuando parece que todo está perdido y su cordura disfrazada de locura logra que estos tres hermanos cuyo padre los abandonó se mantengan unidos, aun siendo muy diferentes.

Os voy a presentar a cada uno, porque ya forman parte de mi imaginario personal. Fer es el pequeño de los tres, locutor de profesión y superviviente a los hombres que lo han rodeado: primero sobrevive a su padre y a su ausencia y después a su pareja, Andrés, cuando lo abandona. Y sobrevive, en parte, gracias a R, su perro, cuya historia hay que descubrir en la lectura del libro. Silvia es la hermana mayor, la responsable, la maniática de la limpieza (Lady Bayeta la llaman), la que aparenta que las cosas no le afectan y se lo guarda todo, la que explota cuando no puede más. Tras un fracaso personal y profesional ha conseguido rehacerse en ambos casos, aunque solo en la superficie. Y también está Emma, que parece que no está, porque pasa de puntillas por la vida, sin hacer ruido por no molestar. Personalmente es uno de mis personajes favoritos. A Amalia hay que conocerla leyendo, no sirve nada de lo que yo pueda escribir aquí.

Todos ellos se reúnen para superar un momento realmente complicado que, si se ha leído a Palomas, se puede intuir cómo va a terminar, pero no por ello deja de ser más emocionante, todo lo contrario. Es un optimista sin remedio y, en los tiempos que nos ha tocado vivir, se agradece infinitamente.

Por si no había quedado suficientemente claro, Un perro es absolutamente recomendable, es más, imprescindible.

Disfrutadla.

Un perroUn perro

Alejandro Palomas

Ediciones Destino

335 páginas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s