Lo que escondían sus ojos, Nieves Herrero

Reseña: Lo que escondían sus ojos, Nieves Herrero

Con escepticismo. Con mucho escepticismo me acerqué a esta novela hace un par de días, y la única razón de que lo hiciera es que parece que en breve la van a trasladar a la pequeña pantalla. Y como me encantan las historias de la guerra y la posguerra decidí darle una oportunidad. Pues bien, me ha durado un par de asaltos, esto es, dos tardes de frío y con una luna enorme.

Pero he de ser sincera, tampoco me ha entusiasmado: desde la opinión que me proporciona haber leído algún que otro libro, este en concreto está escrito de una manera extremadamente sencilla y quizá por ese motivo se lee con tanta facilidad. Capítulos breves, frases más breves aún, mucho diálogo inventado y un Madrid al que pocos tuvieron acceso. Aunque reconozco que también me ha sorprendido: la comencé con el prejuicio de que me iba a encontrar tan sólo una historia de amor clandestino y sin embargo he aprendido muchísimo de la Historia de España de principios de los años cuarenta. El momento, desde luego, se presta a ser novelado: apenas hace un año que ha terminado la Guerra Civil y las presiones de Hitler se multiplican para que este país devastado y hambriento se embarque de nuevo en otra locura, como es unirse a las potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial.

Como siempre, comencemos con un pequeño resumen del argumento. Sonsoles de Icaza es la mujer del momento en la alta sociedad madrileña: casada con Francisco de Paula Díez de Rivera, marqués de Llanzol, musa del diseñador Cristóbal Balenciaga, culta, elegante, joven y con una personalidad arrolladora. No le falta de nada, o eso piensa ella hasta que una noche en el hotel Ritz sus ojos se cruzan con los de Ramón Serrano Súñer, ministro de Exteriores y cuñado de Franco. A partir de este momento la vida de los dos cambia por completo y comienza una de las historias clandestinas más apasionadas que terminó estando en boca de todos en un momento en que el espionaje era un modo de vida. Creo que esta parte la conoce prácticamente todo el mundo; ¿quién no ha oído hablar de Carmen Díez de Rivera, mujer de la transición e hija de aquella relación? Pero no sólo de pasiones trata esta novela. En ella vamos a descubrir muchos de los entresijos políticos del momento: los viajes a Alemania y a Italia, las peticiones de Alfonso XIII para poder volver a España a morir, la problemática de la línea de sucesión monárquica, las tensiones entre los Aliados y el Eje, las estrategias de espionaje, la clandestinidad, los intentos de atentado, la ambición, el engaño y la renuncia.

Todo esto aparece aderezado con fiestas, vacaciones en San Sebastián, cenas lujosas, desfiles de modelos en París y unas descripciones del vestuario de la marquesa y del ministro que nos dan pistas sobre los intereses de la autora. Y aunque creo que la novela no pretende ser partidista en ningún momento e intenta mostrar los hechos de un modo bastante aséptico, no lo logra. Como me dijo un gran lector en una ocasión: “el personaje ha subyugado a la escritora y por momentos ha estado a punto de convertirse en una hagiografía”. No hablaba de esta novela, pero se le puede aplicar perfectamente: Serrano Súñer no tiene fallos, aparece retratado como un personaje prácticamente perfecto, elegante, resolutivo, salvador de la patria, amigo de sus amigos e implacable con los “malvados”, correcto, sensato y un amante consumado. Quizá si no hubiera existido, quizá si hubiera sido producto de la imaginación… pero fue real, y la perfección siempre me hace desconfiar.

No es mi tipo de novela favorito, ni mucho menos, peca de simplismo en ocasiones y de descripciones innecesarias en otras, pero resulta entretenida, fácil de leer y se aprende algo de Historia. ¿Recomendable? Lo cierto es que no lo sé, pero debemos admitir que el amor y la guerra conforman una combinación literariamente muy atractiva.lo-que-escondian-sus-ojos

Lo que escondían sus ojos

Nieves Herrero

672 páginas

La esfera de los libros

6 comentarios en “Lo que escondían sus ojos, Nieves Herrero

  1. María, tus siempre muy apreciados y acertados criterios nos animan a leer, pero en este caso, creo que el libro no estará en mi lista de ‘pendientes de lectura’. Gracias por tus comentarios. Un beso, Nos vemos el viernes en el club.

    Le gusta a 1 persona

  2. De nuevo muchas gracias por tu reseña, pero creo que, al igual que Belén, no voy a poner este libro en la lista de libros pendientes de leer. Hay mucho que leer y por ello hay que descartar los libros que menos nos atraen.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s