Las tres muertes de Fermín Salvochea, Jesús Cañadas

Hacía muchísimo tiempo que una novela no me entusiasmaba de esta manera. Y más teniendo en cuenta que no es un género al que me acerque normalmente; en realidad creo que ha sido mi primera aproximación, pero me ha dejado un sabor de boca tan bueno que no me queda más remedio que recomendarla. Lo advierto desde ya, no es una historia al uso: la acción sucede en un Cádiz a caballo entre finales del siglo XIX y principios del XX, uno de los protagonistas existió realmente, el lenguaje es absolutamente brillante y unos niños llevan al lector de la mano para hacerlo partícipe de sus aventuras. Si sólo cuento esto puede que alguien piense que dónde está la rareza, incluso podemos caer en el error de pensar que estamos ante una novela histórica. Pero entonces entra en juego lo paranormal, porque por estas páginas desfilan componentes de un circo de los horrores, fantasmas, torres encantadas, vampiros y el mismísimo diablo. Esta es la historia de las tres muertes de Fermín Salvochea.

Y es que me cautivó desde la primera página. Los que me seguís, que no sois muchos, sabéis que nunca incluyo fragmentos de los libros que reseño, pero esta vez, la excepción es más que merecida. Este es el comienzo de la novela:

“En marzo de 1873, recién instaurada la Primera República, Fermín Salvochea tomó posesión del cargo de alcalde de Cádiz. Siguiendo su espíritu anarquista, adoptó una serie de medidas polémicas que le granjearon la simpatía de los pobres, al tiempo que la animadversión de las clases pudientes y del clero. Una de esas medidas fue el desahucio del Convento de la Candelaria.
Esto es Historia.
El resto de lo que contienen estas páginas podría no serlo.”

A partir de aquí es imposible para de leer. Pero, como siempre, un breve resumen del argumento, aunque esta vez va a ser más difícil. Esta historia se mueve entre dos fechas, 1873 y 1907. El hilo que las une es el que tejen Fermín Salvochea y Juaíco, quien será su ayudante. Más adelante, veremos lo que sucede a través de los ojos de Sebastián, el hijo de Juaíco, a quien su padre decide contarle su historia el día que Salvochea muere. De modo que la novela empieza en 1907, con la muerte del que había sido el alcalde más famoso de Cádiz, el más popular para algunos, el más problemático para otros. Así, Juaíco se remonta treinta años en el tiempo para narrarle a su hijo, a saltos, con lagunas, como puede, todo lo que le sucedió cuando acompañaba al alcalde.

Sebastián no estará solo, a su lado están sus amigos: el Pani y Candela, a los que se une Julieta cuando empieza la novela. De hecho, en la memoria de Sebastián todo comenzó cuando Julieta apareció en sus vidas. La vida de estos muchachos no era fácil, malvivían en un mundo hostil, Sebastián con una madre resignada y un padre alcohólico consumido por su pasado, Pani con el maltrato que había en su casa y Candela en un hospicio del que sólo quería salir y de donde se escapaba en cuanto tenía oportunidad. Pero a pesar de todas las dificultades saben disfrutar de la vida, de su vida. Incluso tienen un refugio secreto al que acuden siempre que pueden, con una única condición, para entrar en la Conejera hay que dejar una prenda. Es imposible no cogerles cariño y no pasarlo mal con su sufrimiento. Porque sufren, y mucho.

A medida que Juaíco le va contando parte de su historia a Sebastián, este se la traslada a sus amigos y comienzan a hallar coincidencias entre lo que sucedió en 1873 y lo que sucede en 1907. Asesinatos, desapariciones, sucesos paranormales, mundos subterráneos, conventos que se resisten a ser abandonados y cuatro amigos con ganas de resolverlo todo, aunque su vida corra peligro.

Bajo mi punto de vista conviene acercarse a la novela con la mente lo más abierta posible, porque el lector se puede encontrar de todo. Y eso es lo maravilloso. Realidad y fantasía se mezclan con una naturalidad pasmosa y las cuatrocientas páginas saben a poco. Uno de los aciertos de la novela ha sido saber plasmar la ciudad con todas sus leyendas. Por ella han pasado los fenicios, los tartessos, los romanos, es antigua como el mundo y en 1812 fue la más moderna, en ella estuvo la llave que pudo sacar al país de la oscuridad en la que vivía sumido. Siempre me habían fascinado las novelas que transcurren en Londres o Roma, pero es que Cádiz no tiene nada que envidiarles.

Por otro lado, tengo que hablar del lenguaje. Es, sin duda alguna, el punto fuerte de la novela. Jesús Cañadas ha conseguido plasmar el acento de su Cádiz natal sin necesidad de recurrir a ceceos ni seseos: lo hace con palabras concretas (hay un glosario al final del libro), con expresiones, con dejes gaditanos que le dan a la historia un ritmo delicioso. Está tan bien escrita que da gusto leerla. Así de sencillo y así de difícil. A mí no se me conquista con cualquier cosa, y no soy más que una humilde profesora de secundaria que intenta enseñar a sus alumnos lengua y literatura, pero la filóloga que todavía habita aquí dentro ha disfrutado leyendo esta novela como jamás pensó que lo haría con una historia de este tipo. Cómo me alegro de haberme librado de prejuicios en tantos aspectos de mi vida, también en la Literatura, porque si no lo hubiese hecho me habría perdido un novelón. Tal cual, he sentido auténtico placer leyéndola.

Tanto me ha gustado que la he elegido para la siguiente sesión del club de lectura con mis alumnos del curso pasado. Y sé que va a ser un acierto seguro. Hoy he leído en Twitter que Jesús Cañadas tiene una libreta del tamaño del acueducto llena de notas para una segunda parte. Ojalá se anime y me deleite otra vez.

Las tres muertes de Fermín Salvochea Las tres muertes de Fermín Salvochea

Jesús Cañadas

416 páginas

Roca Editorial

9 comentarios en “Las tres muertes de Fermín Salvochea, Jesús Cañadas

  1. Con semejantes halagos, a ver quien se resiste a leer esta novela. Se te ve entusiasmada. Me ha encantando lo que comentas del lenguaje. Muchas veces nos imbuimos en la historia y no somos conscientes del lenguaje que se utiliza. Es algo de lo que cada vez soy más consciente al leer y hace que la lectura sea aún más amena.
    Gracias por enésima vez por tu comentario.

    Le gusta a 1 persona

  2. La leí porque la recomendaste tú y cuando vi la sinopsis y sabiendo que era en Cádiz se convirtió en apuesta segura. Totalmente de acuerdo contigo en todo lo que cuentas en esta entrada al blog.
    ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Interesante! La he visto varias veces en la librería y siempre me paro a mirarla pero no me he animado a leerla (quizás hasta ahora).

    ¿Cuando hablas de fantasía te refieres al género en sí o es más realismo mágico?

    Gracias por tu reseña. ¡Un saludo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s