Silverville, Victoria Álvarez

Cuando era pequeña odiaba las películas del Oeste americano, no me gustaban nada, me aburrían: siempre veía a un tipo enfadado y silencioso entrar en el famoso saloon con cara de pocos amigos y dispuesto a rescatar a “la chica”, como siempre llamaban a cualquier dama que apareciese en pantalla. Quizá por eso pueda sorprender que haga una reseña de una novela ambientada en el mismo lugar que esas películas. Tengo que decir que hace años que me reconcilié con el género, primero desde un punto de vista cinematográfico y, desde hace unas semanas, con el western literario. Y es que esta autora hace magia y en ocasiones logra lo imposible: sorprender con dos mujeres como protagonistas en una historia llena de venganza.

En esta ocasión no voy a comenzar por el argumento, como suelo, sino por la autora. He leído todas las novelas publicadas por Victoria Álvarez hasta el momento, y no son pocas. Su trilogía de Dreamig Spires me gustó tanto que la he utilizado como lectura del trimestre con mis alumnos y Tu nombre después de la lluvia fue la primera novela que leímos en el club de lectura juvenil. Con la época victoriana se siente como pez en el agua, la domina a la perfección, logra que el lector pasee por Londres o por un castillo irlandés con su exquisita ambientación y no deja nada al azar: en sus novelas no hay puntos ciegos o subtramas que se pierden a lo largo de la historia. Es metódica, perfeccionista y siempre hay un misterio oscuro y atávico, paranormal, que pone a todos los personajes en jaque para poder desentrañarlo.

Con Silverville se sale de su zona de confort: abandona la vieja Europa para situar su novela en pleno Oeste americano, concretamente en el Colorado de 1872, y lo hace tan bien que me he quedado con ganas de más. Y que nadie se engañe con aquello de la Literatura juvenil: la línea que separa una novela para adolescentes de una para adultos es cada vez más difusa, tanto que a veces se vuelve invisible. ¿O es que acaso una historia de venganza no puede gustar a todas las edades? Nunca he sido muy partidaria de la catalogación, ni de colocar en departamentos estancos las novelas: si es de misterio no puede ser cómica, si es juvenil no interesa al público adulto, si está destinada a adolescentes es simplona… y no hay nada más lejos de la realidad. El lector joven también es crítico, demanda obras bien estructuradas, con temas interesantes, atemporales y no le importa si se ubican en un pasado real o en un futuro imaginario, quizá lo más interesante son los personajes que pueblan las páginas que leen. Y esta historia rebosa modernidad en cada palabra; a pesar de la época, a pesar del lugar, a pesar de ser una historia de mujeres en un mundo de hombres. O precisamente por eso.

Ahora sí, veamos cómo comienza todo. El día que Grace Mallory llega a Silverville para instalarse en la antigua mansión de la familia de su marido la tranquila vida del pueblo se desvanece. Se trata de una mujer misteriosa: nadie la conoce, tan sólo saben que es la esposa de John Mallory, el joven heredero de uno de los dueños de la mina de plata de la zona. Y la pregunta que todos es hacen es ¿por qué ha venido y qué pretende? Elegante, resuelta, decidida, sociable e irresistible, pronto se convierte en el tema de conversación de todo Silverville. Pero también hay quien tiene sus dudas respecto a ella: se trata de Ruby Lawrence, la hija de Sullivan, el otro socio de la compañía minera. Desde un primer momento sospecha de las intenciones de Grace, al fin y al cabo, los Sullivan acabaron con la vida del padre de John, aunque desconoce el motivo. Y además, es todo lo contrario a la recién llegada: Ruby es una joven tímida, madre de una niña de ocho años. No ha visto más mundo que Silverville, el único hombre con el que ha estado en su vida es su marido, y lo evita, su mentalidad se parece a la del resto de las mujeres del pueblo y de la sociedad de la américa profunda del último tercio del siglo XIX. Pero las cosas van a cambiar.

Evidentemente sí, desde el primer momento el lector sabe que Grace trama algo y sí, sea lo que sea Ruby intentará impedirlo, pero en esta historia nada es lo que parece. Hay sorpresas, giros en la trama a la vuelta de cada página, personajes perfectamente construidos e inolvidables, una ambientación perfecta y un epílogo que deja con la boca abierta. No hay capa social que deje sin tocar, desde las prostitutas hasta las beatas malintencionadas del pueblo; desde los más ricos y poderosos hasta los obreros, pasando por el sheriff o el reverendo. Tampoco deja de lado los conflictos raciales: la novela está ubicada en una zona en la que la guerra entre indios y blancos hizo muchos estragos, dejando heridas abiertas que no dejan de sangrar, y que también claman venganza. Bajo mi punto de vista Victoria Álvarez ha crecido mucho como autora desde sus primeras novelas hasta esta, la construcción de las tramas y los personajes no tienen fisuras y en esta ocasión hace que al lector le resulte difícil posicionarse: huye de maniqueísmos, las personalidades no son blancas o negras y, como si de una partida de ajedrez se tratara, no se sabe con qué pieza se dará el siguiente movimiento. Los buenos ya no son tan buenos y parece que los malos tampoco lo son tanto. Cuando finaliza la novela no se puede estar seguro de quién se ha vengado de quién. Y eso es maravilloso.

Se ha convertido en una de mis novelas preferidas de la autora: más de quinientas páginas de intriga perfectamente dosificada en un lugar hostil que lleva al lector a plantearse si la venganza es un plato que merece ser servido.

Silverville Silverville

Victoria Álvarez

541 páginas

Nocturna Ediciones

10 comentarios en “Silverville, Victoria Álvarez

  1. A mi tampoco me gustaban las novelas del oeste pero esta me ha parecido muy guay. Es una novela llena de misterio de una autora maravillosa. De verdad, muchas gracias, Maria por hacer que descubra otro tipo de literatura que pensé que nunca llegaría a leer.

    Le gusta a 1 persona

      1. Hola Bea!!! qué ilusión “verte” por aquí!! ¿Qué tal ha comenzado el curso? ¿Cómo estás? Ojalá pudiera seguir dándote clase…
        En cuanto a las lecturas, ahora mismo estoy leyendo “La costa de alabastro”, también de Victoria Álvarez: es una historia de miedo ambientada al final de la Segunda Guerra Mundial. Te recomiendo una saga; de momento hay dos libros publicados, se llama “La Segunda Revolución”, de Costa Alcalá, y estoy convencida de que te van a encantar.
        Un beso enorme!!

        Me gusta

  2. Bueno el curso bien pero en lengua te echamos mucho de menos. Espero que algún día te vuelva a tocar el Venancio. ¿ Donde estas ahora? Espero que estés muy bien y ojalá algún día nos volvamos a ver en alguna presentación de algún libro jeje. Gracias por recomendarme las lecturas. Te quiero mucho y hasta pronto. Un beso.!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s