Las horas robadas, María Solar

Los últimos han sido días de mucho leer y poco reseñar, así que vamos a intentar solucionar esto porque comienzan a acumularse las lecturas peligrosamente.

Las horas robadas es una novela sencilla, sin pretensiones, que narra la historia de dos familias en un momento muy concreto: es el año 1979. Estamos en Galicia, pocos años después de la muerte de Franco, con grandes cambios en el país y también en las personas. La primera familia la componen Lola y Antonio. Son dos abogados con éxito en su trabajo, de ideas progresistas y adelantados a su tiempo que han decidido separarse de manera amistosa y están esperando que se apruebe la ley del divorcio. Viven con Anselmo, el padre de Lola, que volvió de Argentina cuando falleció su mujer, adonde emigró cuarenta años antes. El matrimonio tiene dos hijos en plena adolescencia, Roberto y Ana. La otra familia es completamente diferente: Rosa y Damián conforman un matrimonio donde uno de ellos ordena y la otra obedece sin protestar. Desde que se casaron Rosa dejó de trabajar por imperativo de su marido y vive doblegada a la voluntad de un hombre que lo soluciona todo con gritos y con golpes a sus hijos, sobre todo al mayor, Ramón. La única persona a la que respeta es a su madre, Carmen, que hace tiempo que sufre demencia y casi no recuerda ni quién es ella misma.

La novela comienza con la muerte de Anselmo, quien fallece en su cama con un papel en la mano donde aparecen escritas las palabras “Dime que me quieres”. Es su nieto Roberto quien encuentra el papel y quien intenta averiguar a quién iba dirigido ese mensaje.

A partir de aquí se suceden los saltos en el tiempo para conocer qué fue de Anselmo en su juventud y pronto se intuye quién es la destinataria de su amor desde hace años. Al mismo tiempo, se deja apuntada una posible atracción entre Antonio y Rosa, que procede de sus años de universidad y, llegando a la tercera generación, Roberto y Ramón se verán envueltos en un triángulo amoroso del que también es protagonista Nuria, la novia de Roberto.

Muchas de las historias no concluyen en el libro, es más, tengo la sensación de que de alguna de ellas la autora se olvida ya que se centra en el pasado del abuelo y en el presente del nieto. En la primera parte de la novela tenemos la sensación de que la familia protagonista es la de Lola pero a medida que avanzamos en la lectura, el foco se pone en Damián, Rosa y Ramón.

Como apuntaba al comienzo creo que es una novela sin demasiadas pretensiones, que intenta ser un pequeño reflejo de la época para lo cual utiliza unos personajes muy diferentes entre sí que pecan de ser algo planos. Apenas hay misterio porque todo se adivina casi desde el principio. No obstante me ha resultado entretenida, se lee del tirón y deja una pequeña sonrisa al terminarla.

Agradecimientos a la editorial por el ejemplar. las-horas-robadas

Las horas robadas

María Solar

218 páginas

Grijalbo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s