La guerra de las dos rosas (Tormenta), Conn Iggulden

Conn Iggulden se adentra en una historia de traiciones en la Inglaterra de la Baja Edad Media.

Hacía mucho tiempo que no leía una novela histórica y no va a volver a suceder: había olvidado lo que me gustan y lo que disfruto con ellas. Por si eso no fuera suficiente, esta tiene continuación, así que supongo que en breve caerá en mis manos la segunda parte y os contaré cómo avanza la trama.

Pero, como siempre, comencemos por el principio. Ya estoy de vuelta. No pretendía que estas dos semanas de vacaciones supusieran también un descanso en el blog pero las circunstancias me han obligado: la falta de wifi ha hecho imposible mantener el ritmo de las entradas. Por otro lado, no necesito wifi para leer, menos mal, y ya sabéis que en verano se lee todavía más que en cualquier otra época del año, así que la acumulación de lecturas terminadas va a hacer posible mantener las dos reseñas por semana que había fijado antes del parón vacacional. Vamos con la primera.

Si pregunto cuál es la serie de moda, aquella que tiene seguidores en multitud de países, esa cuyos capítulos se esperan y desean cada semana, probablemente todo el mundo diría que Game of Thrones. Y si esta trilogía que he comenzado a leer se promociona como “la inspiración de Juego de Tronos”, parece que no hay modo de resistirse. No sé hasta qué punto la relación entre las dos sagas es real, más allá del parecido de los nombres de las familias, pero lo iré averiguando a medida que me adentre en los dos volúmenes que quedan, Trinidad y Estirpe.

Confieso que esta es una de esas historias de la Historia que siempre me han causado mucha curiosidad, desde mis tiempos del instituto la Edad Media ha sido la época sobre la que más he leído e Inglaterra es uno de los países más ricos en contenido. Así que esta trilogía estaba hecha para mí: luchas, complots, traiciones, familias enfrentadas y escenarios reales. Empezamos.

Estamos en el año 1437 y Enrique VI acaba de alcanzar la mayoría de edad y, por lo tanto, se ha convertido en rey de Inglaterra. Al contrario que sus antecesores, es un joven enfermizo, poco dado a la política y que no está preparado para la lucha, tanto interna como externa, que va a experimentar su país. Tras una larga guerra contra Francia, su equipo político, con Derry Brewer (su jefe de espías) a la cabeza, decide establecer una tregua con el país vecino, aunque sea con concesiones: se devolverán los territorios de Maine y Anjou de nuevo a los franceses y, para sellar la unión, Margarita de Anjou se casará con Enrique VI, convirtiéndose en la nueva reina de Inglaterra. A pesar de su juventud, actúa con mucha madurez y sabe sobreponerse a las difíciles situaciones en las que se ve envuelta. Sin esperarlo, cuenta con el apoyo incondicional de William de la Pole, duque de Suffolk, enviado por el propio Derry Brewer para que cuide de ella mientras se decide la fecha de la boda y para que la lleve sana y salva hasta Inglaterra. Este conjunto de decisiones, cuyo principal fin era encontrar la paz, se vuelve contra aquellos que lo gestaron y da lugar a una de las guerras más famosas de la Historia. Los enemigos extranjeros no son pocos pero el principal problema viene de los propios ingleses: los territorios devueltos a Francia estaban poblados por británicos que dependían de sus tierras y de su trabajo para vivir; varias generaciones van a perderlo todo por la decisión real y no están dispuestos a quedarse de brazos cruzados. Al mismo tiempo, en Kent ha comenzado una revuelta que pronto se convierte en toda una revolución contra el poder establecido y que resulta muy difícil de sofocar: ¿cómo lograrlo si la mayoría de los soldados están en Francia? Y siempre hay alguien que se beneficia con estas situaciones, en este caso es Ricardo de York, que desde hace años anhela el trono de Inglaterra…

Así que sí, hay dos familias enfrentadas, los Lancaster y los York, y sí, ya sé que los nombres se parecen sospechosamente a los Lannister y los Stark, pero vamos a dar tiempo a la lectura. En este volumen la historia no ha hecho más que empezar y algunos personajes ya han desaparecido para siempre: no todos pueden sobrevivir cuando un trono está en juego.

Recomiendo muchísimo esta novela: porque está muy bien escrita, porque presenta a los personajes de un modo paulatino y muy preciso, porque es fiel a la historia pero introduce elementos novelescos. No se puede leer como una novela negra, evidentemente necesita otro ritmo y otra concentración, su lectura es más pausada, se degusta, se aprende con ella y, como ya he apuntado, tiene continuación. Los personajes, a pesar de ser muchos, están bien perfilados y resulta sencillo empatizar con algunos de ellos y odiar a otros; la descripciones no son pesadas y las batallas están narradas de un modo dinámico; los cambios en el espacio están trabajados y la labor de documentación destaca en cada página.

En cuanto a la edición, Duomo ha vuelto a apostar sobre seguro, incluyendo esta trilogía en su colección de Los imperdibles, y hace honor a su nombre.

Leedla, porque en breve caerá la segunda parte.

La guerra de las dos rosas (Tormenta) La guerra de las dos rosas - Tormenta

Conn Iggulden

540 páginas

Duomo Ediciones

4 comentarios en “La guerra de las dos rosas (Tormenta), Conn Iggulden

  1. Me encanta que hayas cambiado de lectura y te hayas decantado por la novela historia, el género que mas me ha gustado desde siempre. Intenta leer novelas sin continuación. Esto de las trilogías, tetralogías…. Es estresante. Empiezas con una y no puedes evitar leerlas todas ;. Mil gracias por la nueva reseña.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s